23 de octubre de 2012

Propuesta activa en Marrakech para despedir el año


Divertidos paseos por el palmeral de Marrakech a lomos de un dromedario o de un caballo, clases de golf iniciáticas, cursos de tenis, juegos y entretenimiento infantil… Una interesante propuesta de ocio, confort, relax y gastronomía para toda la familia para recibir al Nuevo Año es lo que propone el grupo Palmeraie Hotels and Resorts en las elegantes villas y apartamentos del conjunto residencial Palmeraie Village. Todo ello en el exótico enclave del palmeral de Marrakech, un total de 13.000 hectáreas con las montañas nevadas del Atlas como escenario de fondo,  a tan solo 10 minutos de la Ciudad Roja, Patrimonio de la Unesco.

 

En el Mini Club L’Olivier, los niños de 4 a 12 años tendrán un mundo de diversión en sus manos con juegos y actividades individuales y colectivas que fomentarán su creatividad,  la conciencia ecológica y el espíritu de equipo. Grandes y pequeños no tendrán tiempo de aburrirse juntos en las clases de tenis y Golf de la academia o descubriendo el palmeral en marchas deportivas, paseos en bici, 4x4, quad o a lomos de un dromedario. Además de las excursiones en globo para sobrevolar sitios como el Valle del Asni y las bellas alturas del Atlas, la agencia especializada Smart Events, en colaboración con el grupo Palmeraie Hotels and Resorts, organiza visitas temáticas culturales, de folklore, de gastronomía, de Naturaleza o shopping por la región de Marrakech y la ciudad. Perfectamente programadas, toda la familia al completo tendrá la oportunidad de conocer Essaouira, las bellas cascadas de Ouzoud, Ouarzarzate o el valle de L’Ourika.  (Más info: www.pgpmarrakech.com/pgp-francais/Programme.pdf)

 

Y es que el complejo residencial Palmeraie Village cuenta con una variada y lujosa oferta de alojamiento en sus apartamentos y villas. La familia al completo podrá degustar las especialidades japonesas, mediterráneas o italianas en una de las propuestas gastronómicas más completas del palmeral, con un total de 9 restaurantes. Relajarte en el máximo sentido es posible en el Palmeraie Spa, que cuenta incluso con un masaje especial para que madre e hija compartan un momento único. Como broche de oro, Marrakech y su tradicional zoco es visita obligada para los amantes de lo genuino, además de los palacios, edificios históricos y religiosos, jardines y museos, que conforman el rico patrimonio de la ciudad.

0 comentarios:

Publicar un comentario