20 de febrero de 2014

Carnavales en Navarra: la fiesta del color y de los rituales mágicos

En los últimos días de febrero y primeros de marzo se suceden los carnavales rurales de Navarra; una fiesta mágica y colorista que año tras año revive ritos y danzas más ancestrales. La mayoría de los Carnavales tiene lugar en los tres días anteriores al Miércoles de Ceniza (2, 3 y 4 de marzo), aunque algunos pueblos adelantan sus festejos a enero y febrero.

Tras los carnavales de Leitza, Sunbilla, Ituren y Zubieta, llegará el turno de algunos de los más conocidos como el de Lantz, un pequeño municipio situado entre los valles de Anué y Ultzama, que están declarados “Bien de Interés Cultural”. Aquí el personaje central es el bandido Miel Otxin, un gigante de tres metros de altura vestido con vivos colores que el domingo de Carnaval (2 de marzo) es ejecutado y quemado. 

También las fiestas paganas de Altsasu/Alsasua han sido reconocidas como “Fiesta de Interés Turístico de Navarra”. El martes 4 de marzo sus calles son invadidas por los momotxorros, unos personajes de aspecto fiero que se dedican a atacar al público con sus horquillas y que van acompañados de brujas aulladoras y fantasmas rellenos de hierba seca.

En Lesaka, la fiesta tiene lugar el domingo de Carnaval (2 de marzo). Los personajes principales son los zaku zaharrak, grotescos personajes embutidos en sacos de tela rellenos de hierba seca, que se cubren la cara con un pañuelo y portan una pizontzia (vejiga) con la que atizan al público. En Bera, el domingo y el lunes de Carnaval, el 1 y 2 de marzo, se celebra un desfile con pastores y nodrizas (chicos disfrazados de chicas). 

Aunque salpicados de elementos rurales, los Carnavales de Pamplona tienen un carácter más urbano. Comienzan el viernes 28 de febrero y tras un sinfín de actos culminan con la quema de María Trapo, un muñeco que representa a la malvada jefa de los francos que destruyeron el burgo de la Navarrería y que acabó quemada en su torre.

Los Carnavales recorren toda la geografía navarra, con citas como las de Pamplona, Estella-Lizarra, Tudela, con sus cipoteros, Cintruénigo, con los zarramuskeros o la colorista fiesta que se organiza en Villafranca el 8 de marzo, con desfiles de animadas carrozas en las que participan todos los vecinos de esta localidad de la Ribera.

0 comentarios:

Publicar un comentario