29 de octubre de 2013

Rumbo: las seis escapadas más tentadoras del otoño

Quién no ha soñado con hacer una escapada antes de Navidad, aprovechando las buenas temperaturas? Por menos de 350 euros, Rumbo –la agencia de viajes on-line líder en ventas según IATA –ha seleccionado las seis escapadas más tentadoras del otoño, con vuelo + hotel o incluso un crucero por el Mediterráneo. Y lo mejor de todo es que hay opciones para todos los gustos: disfrutar de la playa, hacer turismo cultural en Europa o relajarse en una ciudad tranquila, al cobijo de edificios milenarios.




¿Es posible hacer un crucero de un a semana por lo que cuesta salir al cine y tomar unas cañas? Desde 40 euros (+ 150 de tasas de embarque), Rumbo propone recorrer las Ciudades del Sol del Mediterráneo –Barcelona, Palma, La Valletta, Catania, Nápoles y Savona –en un crucero que, además, incluye pensión completa. El barco es el Costa Fabalosa, la última incorporación de Costa Cruceros, operadora de la flota más grande bajo bandera europea. Es un barco inspirado en la magia de los cuentos de hadas, moderno, luminoso y decorado con lámparas de cristal swarovski. 
Siete noches en Ibiza desde 93 euros, con vuelo de ida y vuelta incluido. ¿No es tentador?  Para quienes buscan unos días de paz y buen tiempo, Ibiza es el destino perfecto en otoño. En estos meses la isla sale del fervor veraniego y se instala en la belleza de las puestas de sol, el redescubrimiento de sus islotes, la mitología vinculada al dios Bes (protector de la casa y la familia) o sus tradicionales fiestas de la matanza. Porque, siendo honestos, ¿quién sabía que la matanza se celebra en esta isla símbolo de la fiesta, las discotecas y el mundo hippie?
Cascais, situado a apenas 25 kilómetros de Lisboa, es un antiguo pueblo marinero reconvertido en uno de los más sofisticados balnearios de la llamada ‘Costa Azul’ portuguesa. Conocido como refugio de artistas y escritores, su popularidad se disparó cuando fue elegido por la familia real como lugar de veraneo. En otoño, Cascais es un lugar de ambiente tranquilo, donde se puede disfrutar de paseos por las estrechas callejuelas del casco antiguo y de la compañía de viejos pescadores, que siguen ofreciendo charla y capturas en la principal plaza de la ciudad.
El otoño es la estación perfecta para volar a Turquía, símbolo del encuentro de civilizaciones. Rumbo propone un viaje de ocho días que incluye Estambul y un circuito de 4 noches en Capadocia, región conocida por su paisaje inusual, historia e interés turístico. Resultan sorprendentes sus formaciones rocosas de color rosa, amarillo y gris, fruto de la actividad volcánica, y cómo las rocas fueron vaciadas e interconectadas mediante subterráneos hace más de mil años, convirtiéndose en vivienda y refugio. Sus famosas ‘chimeneas de las hadas’ decoran hoy un paisaje que no parece terrenal.
Gran Canaria sólo para adultos es un lujo en otoño. Como dice el refrán popular, “en Canarias, ni abrigo ni paraguas’. La isla conocida por acoger a viajeros, grupos y familias de todo tipo a lo largo del año también ofrece algunas parcelas de relax lejos del bullicio propio de playas y complejos hoteleros. ¿A quién no le resulta sugerente refugiarse unos días en este rincón abonado al slogan de ‘sol y buen tiempo perpetuo… sin niños? Reencontrarse con la pareja, disfrutar del tiempo, de una cena para dos con velas y paseo por el malecón, tomar una copa sin prisa...  
Una opción más exótica es escaparse a Dubrovnik, aprovechar el buen tiempo del otoño al refugio de sus playas tranquilas y disfrutar de su oferta culturas y de la elegancia natural de sus edificios y construcciones, que nos traslada a una época en la que el lujo y la ostentación eran protagonistas. Dubrovnik esta rodeada por una muralla de más de 25 metros con 16 torres que ofrecen una visión panorámica única. Entre sus joyas arquitectónicas destaca la Puerta de Pile (del siglo XV), el Palacio Sponza, con su columnata y sus tallas de piedra y la espectacular Catedral de Velika Gospa, construida en 1192.

0 comentarios:

Publicar un comentario