28 de octubre de 2013

La noche lisboeta, una de las mejores de Europa

La capital lusa ofrece una amplia variedad de locales de estilos muy diferentes
Lisboa, la preciosa capital portuguesa, es todo un mundo por descubrir durante las horas de luz y, cuando se pone el sol, se convierte en una de las ciudades de mayor actividad nocturna para los juerguistas portugueses y extranjeros. El ambiente vibrante, emocionante y contagioso de la noche, hace de esta ciudad una de las mejores de Europa para disfrutarla, desde que anochece hasta que amanece.
El lugar ideal donde comenzar la noche lisboeta es el Barrio Alto, que posee un ambiente único y muy peculiar. En él, se pueden encontrar una gran variedad de bares y restaurantes donde pasar un rato agradable y divertido. En la Cervecería de Trindade, situada en la Rua Nova da Trindade, se puede disfrutar de una cena de calidad basada en marisco, acompañado de una buena cerveza y rodeado de unas las más bellas azulejerías de Lisboa.
En este barrio, la mayor parte de los bares de copas suelen ser pequeños, por lo que lo habitual es salir con el vaso fuera y disfrutar de un ambiente informal y distendido, al mismo tiempo que te enfrascas en una conversación con algunos de los lugareños. En Barrio Alto, los locales suelen cerrar a las cuatro de la mañana, así que para continuar con la noche lisboeta hay que cambiar de distrito.
En Alcántara, justo bajo el Puente 25 de Abril, hay una zona de bares y discotecas de diferentes estilos donde disfrutar de una buena copa. Lux, junto a la estación de Santa Apolonia, es una de las discotecas más populares de Lisboa, formándose en su puerta largas colas para entrar a la misma. Su variedad de músicas y estilos, su terraza con vistas de Lisboa amaneciendo frente al río, son motivos suficientes para pasar un buen rato en ella y poner fin a la vida nocturna lisboeta.
Al igual que en la capital española, en la portuguesa también podemos encontrar la discoteca Kapital, en Santos, una de las más chic de la ciudad, donde se suelen dar cita los famosos y políticos portugueses.
Para los que prefieran comenzar su noche fuera del Barrio Alto, una buena sugerencia es Belém Bar Café, situado en la zona que probablemente mejor refleja el carácter del río Tajo, un lugar ideal para convertir una cena de amigos en un encuentro especial y muy exclusivo. Su terraza, su acogedor restaurante o su bar interior, es también una invitación natural para disfrutar de una cocina sofisticada, combinada con una buena relación calidad/servicio, en un ambiente inigualable. Al mismo tiempo, se puede disfrutar de música agradable y atractiva, así como de una magnífica vista del río Tajo.
Una de las actividades tradicionales del país que hay que vivir en la noche lisboeta, es cenar en un restaurante con una excelente cocina portuguesa, mientras acompaña el sonido de la guitarra portuguesa y el fado. El Clube de Fado, situado en la Alfama junto a la Catedral de Lisboa, ofrece una atmósfera cálida, romántica y mística que harán disfrutar a todo el que lo visite.

0 comentarios:

Publicar un comentario