7 de marzo de 2013

Rumbo: Semana Santa low-cost

El 23 de marzo empieza para muchos el Puente de Semana Santa, así que apenas quedan dos semanas para organizar unas pequeñas vacaciones, una escapada o simplemente un break en la rutina. Rumbo –la agencia de viajes on-line líder en ventas según IATA –ha seleccionado cuatro propuestas low-cost para aprovechar los primeros rayos de sol primaverales a orillas del mar desde 326 euros por persona. Estas propuestas incluyen vuelo i/v, alojamiento, tasas y traslados, además de la posibilidad de elegir distintos vuelos y hoteles hasta dar con la combinación idónea.
La isla de Tenerife es uno de los destinos favoritos de los españoles en Semana Santa. Además de sus playas, la isla ofrece alternativas de ocio y deporte para toda la familia, y cerca de 40 propuestas de visitas a espacios naturales y protegidos. Entre ellos se encuentra El Teide con su vegetación exclusiva, las reservas de Ijuana y Las Palomas, el Barranco de Ruiz o el monumento natural de la Caldera del Rey. Siete días desde 326€.
Monastir tiene todo el encanto de los pueblos tunecinos. Allí se puede ver mausoleo de Habib Bourguiba, que recoge la tumba del primer presidente de Túnez, las catacumbas, la Gran Mezquita y el Ribat, el palacio-fortaleza que domina Sousse. Pero quizá uno de sus tesoros más apreciados de Monastir son los kilómetros y kilómetros de playa de arena dorada y disfrutar de sus atracciones para turistas. Ocho días desde 577€.
El viaje a Croacia (cinco días, 935€) incluye visitas a Dibrovnik, Split y Mostar, ciudad protagonista de la historia reciente de Europa, con lugares tan emblemáticos como el Puente Viejo, el Haman de Pocitej y el Museo de la Guerra. Dubrovnik presume, con justicia, de sus preciosas playas, a las que se une una oferta cultural atractiva. La histórica ciudad de Split, fundada en el siglo IV, recoge entre sus muros la historia de Europa y acoge aún en pie el palacio que se mandó construir para su retiro el emperador Diocleciano.
Cabo Verde (8 días desde 775€) sigue conservando su carácter autónomo intacto. Ofrece buenas oportunidades para practicar el submarinismo, el senderismo y perderse en sus rincones tranquilos. Con un clima tropical templado, Cabo Verde es un paraíso de ritmo y contrastes. Allí se mezclan islas africanas (Santiago) con otras más europeístas (Sao Vicente), playas vírgenes con otras de arena blanca, acantilados con llanuras y volcanes… En definitiva, reúne los ingredientes adecuados para convertir el viaje en una experiencia inolvidable.

0 comentarios:

Publicar un comentario