13 de noviembre de 2012

TRAVESÍAS A CABALLO POR EL VALLE OURIKA, LA NUEVA EXPERIENCIA DEL HOTEL SELMAN MARRAKECH

A los pies de la majestuosa Cordillera del Atlas y alejado del bullicio de la Medina, se encuentra Selman Marrakech
. El exclusivo Resort, firmado por el arquitecto y diseñador francés Jacques
Garcia, y construido con todo tipo de detalle por artesanos locales seduce al visitante con su infinita paz y extraordinarios servicios, convirtiéndose en el oasis perfecto para disfrutar de unos días de ensueño en la mágica ciudad marroquí.
Los dueños del hotel y el personal comparten con los huéspedes su amor, sueños y alegrías en este palacio, donde parece que el tiempo se haya detenido. Los viajeros podrán vivir momentos inolvidables ante la presencia de los majestuosos caballos pura sangre de origen árabe, símbolo de la grandiosidad de otro tiempo, y que representan el espíritu de Selman. Desde las diferentes terrazas y jardines los viajeros podrán contemplar a estas maravillosas criaturas, dando lugar a momentos de extraordinaria belleza.
Para acercar aún más a sus visitantes ésta estrecha relación con los equinos, el hotel ofrece ahora la posibilidad de realizar recorridos a caballo a través de la cordillera del Atlas y el exótico Valle Ourika situado a tan solo treinta kilómetros de Marrakech. El Valle Ourika, muy conocido por su vegetación y sus saltos de agua, es considerado uno de los más bellos parajes de Marruecos, desde donde es posible admirar la Jabel Toubkal, la cima más alta del norte de África.
Disfrutar del paisaje, visitar un pueblo berebere, participar en una ceremonia del té tradicional, saborear deliciosos platos típicos de la gastronomía marroquí, probar sugerentes zumos y cócteles al abrigo de una jaima o disponer de un mayordomo personal en todo momento son algunas de las lujosas propuestas que ofrece esta travesía.
Es posible reservar el paseo a caballo para uno o varios participantes tanto un su opción de media jornada como de día completo. Siempre se utilizaran caballos especialmente adaptados para este tipo de servicio.
“Cuando Dios creó al caballo, le dijo al viento procedente del Sur: ‘Te dejaré como legado a mi más fiel criatura, el terror de mis enemigos, una belleza reservada sólo a aquellos que me obedecen’. Y Dios cogió un puñado de viento y creó al caballo”.

0 comentarios:

Publicar un comentario