3 de febrero de 2010

Vinaròs despliega sus encantos en Carnaval

Visitar Vinaròs en febrero es una opción más que acertada. El ambiente festivo que se respira en sus calles, gracias a los famosísimos Carnavales, ha conseguido que la luz y el color de un soleado día en Vinaròs tengan como un serio contrincante a sus coloridas noches. A partir del 5 y hasta el 15 de febrero la alegría y el alboroto se adueñarán de hasta el último rincón de esta ciudad.

Los Carnavales son las fiestas que anteceden a la Cuaresma y en ellas la gente deja fluir su imaginación. Aunque son numerosos los pueblos de la Comunitat Valenciana que celebran estas tradicionales fiestas destaca, entre ellos, Vinaròs. En esta localidad eligen a sus Reinas y a su Majestad, Carnestoltes, que es el protagonista de la fiesta en un acto lleno de simbolismo.

Pero antes de salir a exprimir la noche, es recomendable disfrutar del litoral de Vinaròs, de sus paisajes y de sus monumentos. Las calas vírgenes, de fondos rocosos y aguas cristalinas, como la Cala Puntal o la Cala Noria, las playas de fina arena, como la Playa del Fortí, y el animado paseo marítimo podrían ser la primera parada en una visita que debería continuar por la Torre de los Moros. Una edificación costera que formó parte del sistema de vigilancia de la ciudad, así como la Torre de Sol del Ríu.

Pero si hay una estrella que brille con luz propia en Vinaròs es el langostino. Su calidad le ha valido una Denominación de Origen. En el menú vinarocense existe una gran variedad de pescados y mariscos sobre los que el langostino destaca como el manjar más reconocido. Ya sabes… ¡Vinaròs te encantará!

0 comentarios:

Publicar un comentario