22 de enero de 2010

El Gobierno presentará la propuesta de reforma laboral el 5 de febrero

Corbacho insta a “acelerar al máximo” las negociaciones entre empresarios y sindicatos

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha aceptado retrasar dos semanas la presentación de la propuesta de reforma laboral del Ejecutivo, de forma que ésta irá al Consejo de Ministros del próximo 5 de febrero, en lugar del viernes, como estaba previsto.

De esta forma, el Gobierno da un poco más de margen a los agentes sociales, que el miércoles, durante la primera reunión del diálogo social en seis meses, reclamaron al Ejecutivo que retrasara sus planes para que pudieran seguir negociando de manera bilateral el acuerdo de negociación colectiva “sin interferencias”.

Pese a acceder a esta demora en la presentación de su propuesta, Corbacho, en declaraciones a los medios de comunicación en Toledo, donde asiste al Consejo informal de Ministros de Justicia e Interior de la UE, advirtió a sindicatos y empresarios de que “no habrá más retrasos”, por lo que instó a ambas partes a agilizar sus negociaciones en materia de convenios.

“Un aplazamiento no puede ser ‘sine die’ y en estos momentos es necesario activar al máximo el dialogo social bipartito para avanzar en futuros acuerdos y dar respuesta a lo que los ciudadanos tienen como principal preocupación, que es la crisis económica”, señaló Corbacho.

Además, indicó que esas dos semanas más de plazo que ha aceptado el Gobierno para hacer pública su propuesta es un tiempo que deberían aprovechar sindicatos y empresarios para “acelerar al máximo” sus trabajos y tratar de llegar a un acuerdo sobre negociación colectiva, “sin que entiendan esto como una presión”.

Por lo que el titular de Trabajo aseguró que “no habrá mas retrasos, el 5 de febrero el Gobierno conocerá ese informe, lo va a debatir y después lo enviará para su discusión a la mesa del dialogo social”.

Petición “unánime”

En la primera reunión del diálogo social tras el fracaso del pasado mes de julio, celebrada la tarde del miércoles en el Ministerio de Trabajo, los agentes sociales pidieron de forma “unámine” al Gobierno que retrasara entre dos y tres semanas la presentación de sus propuestas de medidas laborales, a fin de que no interfieran en sus negociaciones bilaterales sobre negociación colectiva.

Aunque el Ejecutivo afirmó tener sus “urgencias” se comprometió a estudiar su petición y a darles una respuesta rápida. El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, anunciaba a primera hora de la mañana de ayer que sus demandas habían sido aceptadas y poco después el ministro dio la nueva fecha.

Fuente: Agentravel

0 comentarios:

Publicar un comentario