25 de enero de 2010

Cinco rutas para perderse por la Axarquía

La comarca de la Axarquía ofrece una variedad de paisajes y monumentos única en la provincia de Málaga. Desde asomarse al emblemático Balcón de Europa de Nerja hasta coronar la plaza de la Vendimia, en Cómpeta, pasando por sumergirse en el mar de aguacates del fértil valle del río de Vélez, el visitante puede elegir una gran cantidad de rutas, en las que disfrutará de vistas espectaculares y de una rica y variada oferta gastronómica.
Desde hace dos décadas, la Asociación para la Promoción Turística de la Axarquía (APTA), trabaja en el fomento del turismo en la comarca más oriental de la provincia, con el diseño de cinco rutas predefinidas, que sumergen al viajero en los más bellos rincones. En concreto, se trata de las rutas del Mudéjar (que recorre Árchez, Salares, Arenas, Sedella y Canillas de Aceituno); del Sol y del Aguacate (Rincón de la Victoria, Macharaviaya, Vélez-Málaga, Benamocarra, Iznate y Benamargosa); del Sol y del Vino (Algarrobo, Sayalonga, Cómpeta, Canillas de Albaida, Torrox, Nerja y Frigiliana); del Aceite y los Montes (Colmenar, Riogordo, Alfarnate, Alfarnatejo, Periana, Alcaucín y La Viñuela); y de la Pasa (Totalán, Comares, Cútar, El Borge, Almáchar, y Moclinejo). Estos cinco itinerarios están declarados de Interés Turístico Nacional y de Andalucía desde el pasado año 2008, una catalogación que se ha conseguido además por la inclusión de estas rutas en el Plan de Dinamización del Producto Turístico de la comarca, impulsado por la Diputación Provincial. Este proyecto ha permitido la creación de un nuevo material divulgativo de estas cinco rutas, del que ya se han editado dos volúmenes, los de las rutas del Mudéjar y del Sol y del Vino.
Asimismo, se está trabajando en la edición de los otros tres ejemplares, que conjuntamente con la nueva página web de la comarca axárquica (www.axarquiacostadelsol.es), van a permitir fomentar el turismo y las visitas en la zona, según destaca la directora de APTA, Elisa Páez. «Nuestro principal objetivo es fomentar el turismo y las visitas de todo tipo, tanto de larga duración como de fin de semana, y con estancias más cortas, sobre todo ahora con la crisis económica», explica Páez, quien resalta la «rica y variada» oferta turística de la comarca, «con una conjunción perfecta y única entre el interior y el litoral», matiza.
Paneles informativos
Entre las acciones previstas por los responsables de APTA para los próximos meses, está la mejora de la señalización turística de todos los municipios que forman parte de las cinco rutas, con la inclusión de paneles informativos, con datos sobre qué visitar, dónde alojarse, qué comer o dónde comprar. «Queremos hacer aún más visibles los atractivos de la comarca de la Axarquía para el visitante que llega por primera vez y también para el que ya la conoce», advierte Elisa Páez.
Entre las cinco rutas con las que cuenta la comarca, sobresale, por su belleza, la del Mudéjar, que permite al visitante adentrarse por los cascos históricos de municipios en los que la arquitectura árabe se deja sentir todavía con gran fuerza. Ahí está el ejemplo de alminar de Árchez, que conjuntamente con el puente romano de Salares o el Castillo de Bentomiz en Arenas, constituyen ejemplos claros del rico patrimonio histórico de la comarca. Las pasas, el vino moscatel, el aceite de oliva verdial y los aguacates son productos que no deben dejarse de probar y comprar si se visita la Axarquía.

Fuente: Sur.es

0 comentarios:

Publicar un comentario