17 de diciembre de 2009

Ryanair traerá a Málaga a más de dos millones de viajeros en 2010

La compañía de bajo coste Ryanair, conocida por la popularidad de sus tarifas, se convertirá a finales de junio en la aerolínea con mayor presencia en el Aeropuerto de Málaga, donde operará un total de 39 rutas, diecinueve de ellas de nueva implantación, y desplazará a más de dos millones de viajeros al año. Según explicó ayer el presidente de la empresa, el incorregible Michael O´Leary, que comunicó la noticia disfrazado de Papá Noel, el servicio contará con 360 vuelos semanales y generará doscientos empleos directos y más de 2.000 de manera colateral.
Los nuevos itinerarios, dirigidos, en su mayoría, a ciudades europeas, supondrán la transformación de Málaga en puerto base de la entidad, que ya cuenta con otras cuatro aeródromos de cabecera en el país. O´Leary aseveró que el volumen de actividad aupará a la capital de la Costa del Sol entre sus tres primeras mesas de operaciones en España, junto a Gerona y Madrid.

La apuesta por el Aeropuerto, que ha supuesto un desembolso a la compañía de alrededor de 193 millones de euros, está íntimamente ligada con la ampliación de la terminal y lo que O´Leary define como un cambio de actitud de Aena, que, según dejó entrever, ha flexibilizado las condiciones de uso de las terminales, "que siguen siendo las más caras de la Unión Europea".
El empresario, que acostumbra a adornar sus estrategias de mercadotecnia con sonoras bravuconadas, aseguró, incluso, que fue la propia administración la que se puso en contacto con la compañía para mejorar su índice de resultados. En este sentido, estableció una comparativa entre las pérdidas registradas por Aena, cuyo tráfico aéreo descendió un 9 por ciento este año, y el pulso ascendente de la aerolínea, que creció trece puntos en el mismo periodo. "Ryanair es la única capaz de generar crecimiento", insistió.

La ofensiva de la empresa, que desbancará a Easyjet en el listado de compañías con mayor tasa de vuelos en Málaga, se apoyará en la presencia de cuatro aviones permanentes y en los mismos patrones que sustentan la popularidad de la marca: ahorro de costes y precios asequibles, con una media de 30 euros por billete. Una línea de trabajo que no tiene visos de modificarse, al menos a corto plazo. En su visita a Málaga, el magnate irlandés volvió a dejar patentes sus intenciones, que, incluyen, en el momento en el que las autoridades lo permitan, la inclusión de plazas para volar de pie a tarifas casi de carcajada. "Esto permitirá a los viajeros viajar sentados por 20 euros o hacerlo como en un autobús o el metro por sólo uno", resaltó.

La visita de O´Leary contó con la recepción de la directiva del Patronato de Turismo de la Costa del Sol, encabezada por su presidente, Salvador Pendón, que le hizo entrega de una escultura con la paloma de Picasso. La institución se mostró satisfecha por el desembarco de Ryanair en Málaga. "Estamos ante un importante acontecimiento, ya que estos vuelos directos con nuestra ciudad facilitan la llegada de centenares de viajeros", indicó. Una curiosidad: O´ Leary se quitó el disfraz en presencia de las autoridades, acaso para no desentonar con las corbatas.

Fuente:Laopiniondemalaga.es

0 comentarios:

Publicar un comentario