6 de junio de 2009

Expertos recomiendan viajar con antidiarreicos, analgésicos y materiales de desinfección durante las vacaciones

La Asociación para el Autocuidado de la Salud (ANEFP) recomienda preparar un botiquín de viaje para las vacaciones que incluya, entre otras cosas, antidiarreicos, analgésicos y materiales de desinfección, para evitar complicaciones como quemaduras y picaduras o trastornos gastrointestinales.

Según explicó la asociación en un comunicado, entre los problemas más habituales que se producen en verano se encuentran las diarreas y estreñimiento, ocasionadas en buena medida por el descuido de nuestros hábitos de alimentación y por la ingesta de comidas, a veces en mal estado debido al calor, y de agua que no siempre está convenientemente potabilizada o a la que nuestro organismo no está acostumbrado.
Por ello, los expertos aconsejan, siempre que se realicen viajes y, especialmente si el destino es un lugar exótico, tener a mano un antidiarreico y algún suero de rehidratación oral y, si se padece estreñimiento, un laxante. Además, para prevenir estos problemas, recomiendan ingerir alimentos sólo en establecimientos que ofrezcan garantías de higiene y calidad, beber agua embotellada y evitar los zumos naturales a no ser que se preparen a nuestra vista.
Respecto al resto de material que ha de incluirse en el botiquín, el director general de la ANEFP, Rafael García Gutiérrez, recomendó llevar analgésicos --para los dolores de cabeza y musculares--, antiácidos --para los problemas de acidez e indigestión--, repelentes de insectos para evitar picaduras y material de cura como gasas, algodón, tiritas, vendas y alcohol.
Respecto a las quemaduras solares, García Gutiérrez subraya la importancia de incluir "un protector solar adecuado para nuestro tipo de piel, que evite quemaduras y problemas serios de salud". En este sentido, destacó que hay que "evitar la exposición al sol en las horas de más calor --entre las 12 de la mañana y las 6 de la tarde-- y aplicar un protector solar adecuado a cada tipo de piel".
REMEDIOS CONTRA EL MAREO
También son habituales los mareos cuando se viaja en coche, por lo que la asociación recomienda llevar productos para prevenirlos, que se pueden obtener en forma de comprimidos, chicles y supositorios, e incluso en jarabe para los más pequeños.
"Los medicamentos que se deben incluir en un botiquín básico de viaje se pueden obtener en una farmacia sin necesidad de receta médica, ya que están destinados precisamente a la prevención y el alivio de dolencias leves", aclaró el director general de ANEFP.
Según el Ministerio de Sanidad y Política Social, más del 75 por ciento de las personas que realizan viajes de corta duración a zonas tropicales o subtropicales padecen algún trastorno de salud. Aquí, a los problemas ya comentados deben añadirse las condiciones de higiene del país de destino -que no siempre son las más óptimas-, las dificultades para acceder a los servicios sanitarios, el alcance de la red farmacéutica y la posibilidad de que el medicamento que estamos acostumbrados a tomar para tratar los dolores o la fiebre, por ejemplo, no esté disponible o se comercialice con otro nombre.
ADN.ES 06/06/09

0 comentarios:

Publicar un comentario