1 de junio de 2009

El Parador de Villafranca crece y será verde

La reforma del Parador de Villafranca del Bierzo –León, España- comienza a ser ya una realidad pues el Consejo de Administración de Paradores de Turismo adjudicó la remodelación integral del establecimiento. El concurso público, al que se habían presentado 22 empresas de toda España, fue ganado por Volconsa con el proyecto redactado por los arquitectos José Ignacio y Eduardo Paradinas. El plazo de ejecución se ha fijado en 10 meses y el coste estimado es de 6.121.519 euros.

El proyecto contempla la reforma integral de todo el Parador con dos objetivos: renovar y modernizar todas sus instalaciones y, en segundo lugar, dotarle de más espacios y más prestaciones para incrementar las posibilidades de negocio.

En este sentido la novedad más significativa es que el Parador, que actualmente sólo contaba con un salón de reuniones para 35 personas, pasará a disponer de varios espacios con capacidad para más de 200 personas.

De esta manera se cumplirá el deseo expresado por Miguel Martínez, presidente de Paradores, de convertir el Parador de Villafranca ‘en el lugar de referencia de la comarca de El Bierzo para la realizaciones de convenciones, reuniones de empresas y también para la celebración de bodas y todo tipo de festejos’.

Otra de las reformas fundamentales será el incremento de su oferta de plazas hoteleras que pasan de las 78 actuales a 102. La ampliación y redistribución de los espacios hará que el Parador pase de las 39 habitaciones que tiene en la actualidad, a disponer de un total de 51 habitaciones, dos de ellas con salón.

Entre las mejoras de las zonas de ocio, destaca la construcción de una piscina exterior que será climatizada y contará con una cubierta telescópica para que pueda ser utilizada durante todo el año.

Las obras también permitirán la construcción de un nuevo restaurante y cafetería, un aparcamiento para 42 plazas y la reforma de las cubiertas y las fachadas exteriores del Parador.
Villafranca: un Parador Verde

La remodelación del establecimiento también va a permitir convertirlo en un Parador más ecológico. Sus instalaciones contarán con las últimas tecnologías para reducir y controlar el consumo energético.

Además, se instalarán placas solares con las que se garantizará hasta el 60% de la producción de agua caliente y se utilizarán sistemas de iluminación con alto grado de eficiencia energética.
Cuando reabra sus puertas, antes del verano de 2010, el parador de Villafranca del Bierzo dispondrá también de sistemas para ahorrar agua y de instalaciones para reciclar todos sus residuos.

0 comentarios:

Publicar un comentario