11 de mayo de 2009

El Museo del Prado se potenciará entre los turistas con un punto de información

La remodelación de los Jardines del Prado potenciará este punto de la ciudad hacia los visitantes al incorporar un punto de información turística que se ubicará en la parte posterior de la Basílica del Prado.
Esta es una de las novedades más destacadas que incluye el proyecto de remodelación de estos emblemáticos jardines talaveranos, diseñado por Antonio Martín, ingeniero y jefe del servicio de Medio Ambiente Construido del Ayuntamiento de Talavera.El artífice de este proyecto, ha explicado a La Tribuna los detalles de esta obra que se acometerá con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local y que fue adjudicada por un importe de 565.069,62 euros a la empresa Construcciones Resty, S.A.
Dicha obra se acometerá en un plazo de cuatro meses en una superficie de 4.000 metros cuadrados, en los que contempla destinar 1.100 metros cuadrados de pavimentación, que se establecen con el fin de dar conexión al pavimento que existe ya en las avenidas de Extremadura y Castilla-La Mancha, así como en la calle situada entre la plaza de toros y la Basílica del Prado.Se pretende con ello establecer una conexión de estas tres zonas con un pavimento que se trata de un adoquín de color, que culmina en una rotonda central en la que se instalará una caseta de información turística.
Dicha caseta se ha escogido en función del entorno en el que se ubicará y tendrá forma hexagonal, con una serie de mostradores en los que se podrán situar los elementos más característicos que se decidan resaltar del Turismo de la ciudad.En esta zona antes estaban situados los juegos infantiles que se eliminaron de cara a la implantación de otra serie de elementos de este tipo más novedosos, junto a otro tipo de mobiliario urbano, como bancos, papeleras (que se han retirado para colocar otras más acordes a las necesidades actuales), y se resituarán algunas de las farolas, para hacerlas coincidir con las nuevas zonas de paseo.
Además, se procederá a hacer una limpieza de la vegetación existente con el fin de realzar el monumento a la madre que está allí ubicado y que ahora permanece prácticamente «escondido». Esta estatua permanecerá en el mismo escenario donde reposa ahora, donde se procederá a la eliminación de toda la vegetación que impide su visibilidad para darle a la figura la «vistosidad» que ha de tener.Esta retirada de elementos vegetales estará no obstante acompañada de la ubicación de otras plantas ornamentales y de la creación de nuevas zonas de césped al sustituir las actuales, en estado muy deteriorado.
De igual manera, se actuará en la zona de rosaleda que está ahora mismo junto a la fachada de la Basílica del Prado donde están adheridos los restos arqueológicos, con el fin de dotarla de mayor vistosidad. También se rellenarán con tierra ciertas zonas que en estos momentos sufren unos desniveles importantes.Todo ello se sumará a la corona de pinos que bordeará el cerramiento de los Jardines, que será la plantación estrella de esta remodelación del Prado y contará con 30 unidades de árboles de esta especie.cerramiento del prado.
De la misma manera, se dará continuidad al cerramiento que existe ya en parte de los Jardines del Prado, que termina en la zona del mismo que se sitúa prácticamente frente a la calle Ruiz de Luna. A partir de ahí, continuará el cerramiento por toda la avenida de Extremadura, para continuar dando la vuelta a la rotonda y terminar en la avenida de Castilla-La Mancha a la altura de la puerta de cuadrillas de la plaza de toros, e irá en paralelo a la fachada hasta llegar a la calle que está situada entre la Basílica y la plaza de toros.
Este cerramiento consistirá en unos pilares de ladrillo con incrustaciones de cerámica, junto a un zócalo de hormigón y una verja de hierro fundido.Con esta medida se persigue «que el parque sea todo una unidad, que no quede desangelada la zona en la que ahora mismo se trabaja».En líneas generales lo que se pretende a través de la obra que se acometerá en esta zona, que ahora no posee «un tratamiento adecuado», es «darle atención, que esté vistosa y que guste estar y pasear por allí». Precisamente es una de las zonas del parque que más tránsito tiene de peatones, ya que es sitio de cruce entre la avenida de Extremadura a la de Castilla-La Mancha, en dirección a las calles próximas al parque de la Alameda.Lo que se persigue en definitiva es «darle otro carácter» a esta zona de los Jardines del Prado, que «daba la sensación de estar olvidada».
Esta obra se suma a la que está a punto de culminar también en los Jardines del Prado, donde se ha procedido a la recuperación de los elementos cerámicos. «En esta otra zona no han existido nunca pero se da continuidad a la cerámica en todos los pasos», explicó Martín.fase de los trabajos. La obra ha dado comienzo con el cerramiento de la zona y el replanteo de los trabajos, y ahora se centra en la construcción de los cimientos de los muros de cerramiento. Ya ha empezado a rellenarse con hormigón y se está a la espera de la empresa que va a llevar a cabo la eliminación del arbolado que se suprime por su mal estado y se sustituye por pinos de considerables dimensiones.
Los trabajos se desarrollarán en varias fases, que arrancarán con la pavimentación y los muros de cerramiento, para culminar con la implantación del mobiliario de los juegos infantiles y el arbolado, que probablemente se acometerá después del verano, en torno al mes de noviembre, para evitar daños a las plantas.Sobre los juegos infantiles, Martín explicó que constará de dos zonas donde habrá juegos de muelles, toboganes, columpios y, como novedad, pequeñas camas elásticas.El jefe de servicio de Medio Ambiente Construido hizo hincapié en que esta obra, al igual que las de los demás parques y jardines, se ha proyectado «con un tratamiento con muchísimo cariño de la zona» y abogó por que los ciudadanos traten este espacio «con el mismo cariño». «Lo que tratamos es de darle elementos de distracción a la población», subrayó Martín al respecto.
La tribuna de Talavera

0 comentarios:

Publicar un comentario