29 de mayo de 2009

Brasil: un destino para los deportes acuáticos

A través de los miles de kilómetros de litoral y decenas de ríos con los que cuenta el país se pueden practicar todos los deportes acuáticos imaginables: surf de río, kite surf, buceo, vela, rafting, pesca deportiva, etc.

Fernando de Noronha, Florianópolis, Río de Janeiro, Itacaré, Ceará, Amazonas, son sólo algunos de los lugares destacados en los que disfrutar de la naturaleza y el deporte acuático.
En Brasil, las primeras tablas, las 'hawaianas’, las trajeron los turistas. El surf conquistó a los brasileños, que adoptaron su práctica en 1938.

Desde ese momento, Brasil es uno de los destinos preferidos por los surfistas.
Desde hace años otros deportistas náuticos también visitan las costas brasileñas para disfrutar del kite surf, piragüismo, buceo, barranquismo o vela, entre otros. Son varias las playas brasileñas que están entre las mejores y más conocidas del mundo y que han sido incluidas en los circuitos y campeonatos mundiales de estos deportes en sus diferentes categorías. No en vano hay más de cinco millones de personas que los practican en todo el mundo.

Durante el fenómeno natural de la Pororoca, en la región amazónica –cuando las aguas del mar se encuentran con la de los ríos- muchos surfistas enfrentan la gran ola que se forma en las primeras horas de la mañana. Actualmente, el record de permanencia en una ola de la Pororoca la tiene el surfista brasileño Picuruta Salazar.
Fernando de Noronha
Fernando de Noronha está en el top de la lista de los lugares más visitados y admirados por los turistas y surfistas de Brasil del mundo entero. En febrero, la isla acogió una etapa del WQS (World Qualifying Series), la segunda división del surf mundial. Olas de hasta cinco metros de altura, como las de las playas de Laje da Cacimba, Boldró, Ruro y Abrás, hacen que surfistas de todo el mundo desembarcan en Noronha, principalmente entre los meses de noviembre y abril.
La Playa da Conceição es muy frecuentada para practicar surf y kitesurf durante la marea alta y un lugar excelente para hacer largas caminadas por la arena. La Playa do Boldró también tiene buenas olas para practicar el surf con marea alta. En el acantilado están las ruinas del Fuerte São Pedro do Boldró, que sirven de mirador. La Cacimba do Padre es una de las playas más grandes de la isla, rodeada de mata nativa, con más de un kilómetro de longitud y, en verano, con las mejores olas, ideales para el surf.
Florianópolis
Las bellezas naturales de Florianópolis atraen a miles de visitantes cada año. Es un paraíso para los aficionados del kitesurf, surf, windsurf, vela y pesca. Existen varias escuelas de surf en las playas de la ciudad. Sede de una de las etapas del Campeonato Mundial de Surf, Florianópolis es la tierra de dos campeones del mundo, los hermanos Teco y Neco Padaratz.

Con cinco kilómetros de arenas blancas y mar agitado, Campeche es considerada la Jefrey's Bay de la Isla de Santa Catarina por la calidad de sus olas. La Playa da Joaquina, descubierta en la década de 1970 por surfistas del mundo entero, acogió ya varios campeonatos de surf. Además de la playa, se puede disfrutar de las dunas más famosas del sur del país, y practicar el sandboard. Las tablas utilizadas en la práctica de este deporte se pueden alquilar ahí mismo.
Río de Janeiro
Las ciudades más importantes del mundo en el turismo internacional como Paris, Roma y Nueva York no tienen playa y Río de Janeiro, siendo una de ellas, dispone de kilómetros de playas, algunas muy frecuentadas por surfistas. Prainha, una de las favoritas de los surfistas, es pequeña, pero con olas fuertes. Las colinas de alrededor están cubiertas de rica Mata Atlántica.
La playa de Arpoador está entre el Fuerte de Copacabana y la Calle Francisco Otaviano con la Avenida Vieira Souto. Es famosa por la piedra que invade el mar separando la Playa de Copacabana y del Diabo, de las playas de Ipanema y de Leblon. Desde arriba se puede disfrutar de una de las más hermosas vistas de la ciudad de Río de Janeiro, con la colina de Dois Irmãos al fondo. También es muy frecuentada por los practicantes de surf.

Barra da Tijuca es larga y urbanizada, tiene olas fuertes con tramos peligrosos, no recomendables para los baños. Muy visitada para la práctica de todos los derivados del surf: kite surf, wind surf y surf. La Playa de Pepê, tramo que va desde la playa de Barra da Tijuca hasta en frente a la Calle Noel Nutels, es muy frecuentada por los jóvenes. Su nombre rinde homenaje al campeón de vuelo libre Pedro Paulo Carneiro Lopes, Pepê – fallecido en un accidente en 1991.
Itacaré
Itacaré es el refugio de los amantes de la naturaleza, el surf, la danza Capoeira y la Bahía autentica. En los años 70, los surfistas mochileros descubrieron las olas perfectas de Itacaré, pero las casi cinco horas de viaje que separaban los Ilhéus de Itacaré mantuvieron alejados a los turistas comunes. La Playa do Resende es una pequeña bahía con muchas palmeras, arena blanca, piscinas naturales y buenas olas para el surf. La Playa da Tiririca tiene un fuerte oleaje y es frecuentada todo el año por surfistas. Está considerado el mejor pico de olas del Estado de
Bahía.
Prainha, una de las más bellas playas de Brasil, posee una forma absolutamente simétrica, con dos colinas verdes al norte y al sur de la playa, y un precioso palmeral cerca de la arena. Havaizinho es una de las mejores playas de surf de Itacaré con arrecifes, palmeras y olas fuertes, se encuentra casi desierta la mayor parte del año.

Las Playas de Pontal y Piracanga están localizadas al norte de Río de Contas. Con buenas olas, las playas ofrecen excelentes condiciones para la práctica del surf. Con 3,5km de extensión y muchos cocoteros, la playa de Itacarezinho tiene magnificas olas para surfear

0 comentarios:

Publicar un comentario